Querido verano

      Y por fin llegó al pueblo. No sabía ni cómo porque el GPS había perdido la señal desde hacía un rato. Pero su instinto le había guiado hasta la que fue la casa de sus abuelos. Hacía tantos años que no iba por allí… Los de la inmobiliaria habían estado recientemente para hacer una tasación y alguien se había dejado un cuaderno en el que estaba escrito esto:

<<¿Cómo se presenta el veranito? El mío ya ha empezado. Aunque sigo trabajando (y lo que me queda…), ya he podido hacer mi primera escapada oficial a la playa, con bañito incluido. Y tengo que decirte que fue genial. Lo necesitaba. El mar me da paz y una sensación de libertad… Como la que me da salir a hacer senderismo. En general, me apasiona todo lo que esté relacionado con la naturaleza y el deporte.

Y si no el baile… ¡Ay, el baile! Cuando estoy bien, bailo. Cuando estoy mal, bailo. Me encanta bailar. Especialmente con ciertos estilos se me van los pies, no lo puedo evitar. Me hace mucha gracia ver cómo a algunas personas les da vergüenza bailar. El otro día lo hablaba con un amigo: comentábamos que, cuando las palabras se quedan cortas, hay otras formas de expresión como las artes o el propio cuerpo.

Bueno, volviendo al veranito… A punto de acabar el curso escolar, me gusta hacer balance por esta época. La mayoría de la gente lo hace con el cambio de año, pero para mí el año va de septiembre a junio. Así que… Volviendo la vista atrás, y viendo la evolución hasta hoy, creo que progreso adecuadamente. Ha sido un año en el que he aprendido muchísimas lecciones de vida. He hecho un montón de cosas inimaginables para mí. He vivido experiencias increíbles con amigos de los de verdad. Y, lo más curioso de todo, es que me he conocido.

Y ahora es cuando pensarás que con tanto calor se me ha ido la pinza (no te digo que no, ojo)… Gloria Gaynor cantaba “I am what I am” (soy lo que soy), y eso pienso yo. Cada cual es como es y, con lo que me gusta el contacto con la gente, pues es muy divertido descubrirlo. El otro día sin ir más lejos, una compañera del gimnasio ¡me regaló unos zapatos! Sí, como lo lees. Parecía la famosa escena de la Cenicienta ambientada en un vestuario del siglo XXI. Me fui de allí con una sonrisa de oreja a oreja, pensando que estas cosas solo me pasan a mí. Y tengo que confesarte que me encanta.

Me pasan cosas con las personas. A ver, también me pasan cosas malas, ¿eh? No vayas a pensar que todo es maravilloso… Pero estas también forman parte de mi vida y de mi aprendizaj…>>

 

     Y aquí acababa la anotación del cuaderno. En la tapa había un número de teléfono. Pues nada, habrá que llamar para devolverlo. ¿Y qué pasa si el número no existe? Pues que empieza una aventura: Indiana Jones y el cuaderno maldito… Versión pueblecito de vacaciones. Quizá se lleve algún Óscar al mejor guión o a la mejor actriz secundaria.

     Ya te contaré en septiembre. ¡Que pases un feliz verano!

 

www.lolamartinez.es

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s